Nosotros

El Centro Cultural La Curtiduría, Oaxaca, es un espacio de arte, independiente fundado por el artista visual Demián Flores en 2006 que funciona a partir de un mecanismo educativo y procesual que aborda la construcción de la identidad y comunalidad como ejes centrales de la producción artística. También nos enfocamos en la divulgación y exhibición, así como la formación de públicos activos

Misión

Somos un centro de arte, independiente, autogestivo, sin fines de lucro, que funciona a partir de un mecanismo educativo y procesual que aborda la construcción de la identidad y comunalidad como ejes centrales de la producción artística. También nos enfocamos en la divulgación y exhibición, así como la formación de públicos activos y críticos a través de talleres y otras actividades públicas. Somos un espacio democrático, horizontal, colectivo, de apropiación, que fomenta la diversidad cultural y apuesta por la actualización de los lenguajes visuales producidos en Oaxaca, especialmente aquellos relativos a los procesos de migración y alteridad, lo urbano y la expansión del medio.

Visión

Continuar nuestra labor como espacio cultural alternativo e independiente que realiza proyectos artísticos y colaboraciones con diversos grupos sociales a partir de un rol productivo, educativo, cívico y social mediante el trabajo colectivo, participativo, de apropiación geopolítica, de construcción de nuevos territorios, de identidad y de lo comunitario.

 Trayectoria

La Curtiduría cuenta con más de 10 años de actividad cultural en la ciudad de Oaxaca. Se trata de un espacio independiente fundado por el artista visual Demián Flores en 2006 durante la movilización magisterial que cimbró al estado mexicano. Es un centro de arte que nació bajó un posicionamiento público y político en franca oposición a la violencia y represión desatada en la entidad a través de la acción artística colectiva. Desde su fundación, La Curtiduría, se consolidó como un lugar de resistencia y unificación social, y con el paso del tiempo se ha transformado en una sede de diálogo, participación, intercambio, educación y producción artística contemporánea.

Nuestras instalaciones se encuentran ubicadas en una antigua casa del Barrio de San Felipe del Agua en donde contamos con aulas, taller de gráfica y oficinas. Asimismo tenemos una segunda sede en la misma ciudad llamada Laboratorio de Arte Oaxaca, un espacio para residencias individuales de artistas, curadores o gestores culturales, nacionales e internacionales, que cuenta con 250 mt2 de taller de producción, estudio, apartamento privado, cocina y servicios, en el que también se llevan a cabo talleres libres y las Clínicas de Experimentación del programa educativo CEACO.

La Curtiduría nació como reacción frente a un suceso histórico y de cara a un discurso visual oficial, enclavado aún en la tradición postrevolucionaria, que si bien en su momento de bonanza recuperó valores tradicionales y populares a nivel local, confinó de cierta manera la producción oaxaqueña al folklor y el exotismo dentro de un discurso mítico-poético-romántico del buen indígena; una retórica del poder que se desmembró en 2006. La Curtiduría se originó como un proceso de emancipación de la mirada pero también de interpetación/representación apostando por el trabajo colectivo, participativo, de apropiación geopolítica, de construcción de nuevos territorios, de identidad, y de lo comunitario.

En 2006 La Curtiduría arrancó actividades con un taller y perfomance de Guillermo Gómez Peña y La Pocha Nostra, así como una exposición multidsciplinaria en la que participaron más de setenta artistas visuales, escritores, músicos y bailarines titulada “La Patria Ilustrada” (entre ellos, Francisco Toledo, Sergio Hernández, Dr. Lakra, Bruno Varela, Antonio Turok, Guillermo Olguín, Steven Brown, Francisco Verastegui, Demián Flores, etc.), y con la publicación del primer ejemplar de la gacetilla “La Patria Ilustrada”, en ambos espacios, los creadores enfatizaron una posición neutral en búsqueda de canales de diálogo y una salida pacífica al conflicto magisterial y el enfrentamiento violento de las fuerzas públicas con la sociedad civil, que dejó como saldo, numerosos desaparecidos, encarcelados, muertos y una sociedad acosada y perseguida por el autoritarismo del gobierno.

Desde 2010 cuenta con el programa educativo gratuíto Clínicas para la Especialización en Arte Contemporáneo en Oaxaca (CEACO) que cuenta con validez académica por parte de la Universidad Autónoma Benito Juárez, y que ha sido apoyado por diversas instituciones, entre ellas la H. Cámara de Diputados, Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca, Fundación Gigante, Fundación Jumex, Patronato de Arte, entre otras. El programa cuenta con un plan de estudios estructurado a partir de Clínicas de Ideas (teoría) y Clínicas de Experimentación (práctica), con duración de 12 meses. Las clínicas abordan problemáticas actuales de la creación contemporánea, partiendo de una reflexión acerca de lo social y entendiendo la creación desde tres categorías: obra, público específico y contexto.

Tras una década de trabajo, La Curtiduría se ha ampliado de centro de producción artística y exhibición, a ser un espacio educativo y de divulgación teórica. Somo ya una institución, en términos de ser un mecanismo de índole social que trasciende voluntades individuales, y que financiada por Demián Flores o con los recursos que él gestiona con fundaciones públicas o privadas, sin perder autonomía, nos hemos posicionado como un referente de los espacios independientes de inicios del siglo XXI.

En diez años hemos realizado más de 700 actividades artísticas y culturales – exposiciones, encuentros, residencias, conversatorios, muestras de cine y documental, conciertos musicales, obras de teatro y danza, programas educativos, talleres abiertos, publicaciones, etc.-, así como numerosas colaboraciones con museos institucionales, entre los que se cuentan el Museo Nacional de Arte, Museo de Arte Moderno, Centro Cultural Tijuana, MARCO, Tate Modern, Museo de los Pintores Oaxaqueños, Museo de Arte de Sinaloa, Museo Bicentenario de Texcoco, USC Fisher Museum (EUA), Centro de las artes de San Agustín, Museo de la Ciudad de México, Bienal de la Habana (Cuba).

Las actividades gratuitas que desarrollamos en nuestros espacios han logrado impactar a más de 150,000 asistentes y siempre han tenido el propósito de contribuir a la cohesión social y cultural de la comunidad oaxaqueña, así como generar un diálogo plural entre artistas y público. La Curtiduría es un lugar que pone la reflexión y la duda en el centro de acción, es una comunidad de aprendizaje resultado de una negociación y diálogo entre diferentes actores –alumnos, profesores, artistas, teóricos, curadores, gestores, público, etc.-

Actualmente La Curtiduría se ha ampliado con dos espacios hermanos, Laboratorio de Arte Oaxaca y La Cebada. Arte y comunidad (CDMX) y nuestra red de colaboración se articula de la siguiente forma:

 

Centro Cultural La Curtiduría

1. Educación:

A) Clínicas de Especialización en Arte Contemporáneo (CEACO): 4 generaciones   egresadas.

B) Talleres abiertos impartidos por artistas visuales.

2.Residencias nacionales e internacionales: artistas, curadores, gestores culturales.

3. Exhibiciones e intervenciones en espacios públicos.

4. Producción artística:

A) Taller de Gráfica Actual: producción de gráfica, carpetas, ediciones, etc.

B) Taller Móvil: talleres con tórculo móvil en comunidades rurales de Oaxaca

5. Proyectos comunitarios: conceptualización y gestión de proyectos productivos de colaboración entre artesanos y artistas contemporáneos.

6. Programas públicos: ciclos de cine, ponencias, conversatorios, conciertos, obras de teatro y danza.

7. Publicaciones.

 

Laboratorio de Arte Oaxaca

    1. Residencias individuales

    2. Talleres abiertos

    3. Estudio abierto

    4. Exposiciones individuales y colectivas

    5. Conversatorios públicos

     

    La Cebada. Arte y comunidad (CDMX)

    1. Talleres infantiles

    2. Microcine: ciclos de cine y documental infantil

    3. Exposiciones colectivas o individuales

     

    taga_12